Covid

Son tiempos difíciles; para todos. Desafortunadamente, estamos viviendo una situación que antes solo habíamos visto en películas. Estamos inmersos en una catástrofe a nivel mundial que hace unos meses nadie podría haber ni siquiera imaginado. No voy a entrar a hablar del problema, creo que ya nos hablan suficiente de ello, pero es evidente que estamos en una grave crisis humanitaria en la cual las pérdidas humanas y económicas serán inmensas, y seguramente, influirá enormemente en el cambio de muchas de nuestras costumbres y actividades del día a día.

La crisis es realmente grave. Está dejando una huella de muertes terrible en todo el mundo, y cuando lo más grave de la crisis haya pasado y la situación de confinamiento haya terminado, acarreará una crisis económica terrible, cambiando nuestras costumbres de consumo y nuestras costumbres diarias. Esta situación va a a cambiar nuestra vida como nunca antes nada lo haya hecho, y además, de golpe, de un día para otro.

En estos días en los que estamos confinados en casa estamos recibiendo un tsunami continuo de información y es muy difícil saber a qué hacer caso y a qué no. A nivel de ciclismo, a los que queremos seguir realizando actividad física no nos queda otra solución que rodar en el rodillo y  realizar ejercicios de fuerza. Es aburrido, ya lo sabemos, veréis a mucha gente decir lo contrario, pero todos sabemos que están mintiendo. Es verdad que nos ayudará mucho afrontar la situación de la manera más positiva y con el mejor ánimo posible, si podéis, hacedlo así, pero eso nunca cambiará la realidad, lo aburrido seguirá siendo aburrido, lo que cambiará será nuestro ímpetu para afrontar el aburrimiento.

Por otra parte, estoy seguro de que habéis escuchado esta frase montones de veces en los últimos días: “nosotros estamos mal pero muchos otros están peor, por lo que no estamos como para quejarnos”. Pues no, como en el caso anterior, que haya gente que esté peor no quiere decir que yo esté bien. ¿Acaso, una persona a la que le falta una pierna no está mal porque a algún otro le faltan las dos? O, ¿una persona sorda no está mal porque otra es sorda y ciega? Tenemos que valorar lo que tenemos y afrontar la situación de la manera más positiva posible intentando mejorar la situación, pero ello no quita que la situación que estamos viviendo todos no es buena.

La clave, como en la mayoría de las cosas de esta vida, está en nuestra mente. Una táctica para sobrellevar mejor la situación puede ser la de crear rutinas diarias para que no se nos hagan largos los días. Pero introduciendo pequeños cambios de vez en cuando, o dándonos pequeños caprichos o premios si hacemos bien las cosas, para no caer tampoco en la monotonía. Como en una carrera ultra, engañar un poco nuestra mente; no pensar en cuanto falta, crear pequeñas metas o hitos previas a la meta final para activarnos de positivismo y obtener pequeñas dosis de fuerza al alcanzar estas, etc.

Tampoco quisiera dejar sin mencionar otra delas frases que más estamos escuchando durante las últimas semanas, “aprovechad para estar con los de casa y disfrutar de su compañía”. En este caso también, hay cientos de situaciones diferentes: familias con problemas familiares, parejas con una relación en crisis, compañeros de piso que se llevan mal, gente con familiares problemáticos… Hay infinidad de situaciones diferentes, ¡ánimo a todos, sobretodo a los que están en situaciones difíciles, pronto superaremos esto!

Finalmente, no me quisiera olvidar de los “influencers” y los “instagramers”. Vosotros también vivís tiempos difíciles. No tenéis contenidos interesantes, por lo que os daré mi opinión personal, a ver si os sirve de inspiración. NO es interesante ver una foto vuestra haciendo rodillo TODOS los días. Todavía menos si lo hacéis varias veces al día. NO es interesante que en esas fotos nos recordéis cuantos días llevamos en situación de confinamiento. NO es interesante, ni tampoco un descubrimiento, la frase “un día más un día menos”. Ha sido así todos los días desde que el mundo es mundo en la vida de cualquier persona, uno más vivido y uno menos por vivir.

Esta crisis nos enseñará seguramente a valorar cosas que hasta ahora no hemos valorado. Animo, esto también pasará, ya le daremos la vuelta. ¡Sed fuertes y ánimo a todos!