Aragón Bike Race 2020

Una semana después del desastre de San Markos participé en la Aragon Bike Race. Esta fue la primera carrera de BTT que hice hace ya unos cuantos años. Debido a la época del año en la que se disputa ya había participado 3 veces en esta carrera anteriormente, y año tras año los recorridos han ido mejorando notablemente. Este año la prueba presentaba un cambio de sede, por lo que todo era nuevo para todos.

Nos presentamos 600 ciclistas en la salida de Calatayud dispuestos a afrontar la prueba. En la salida hacía bastante frío pero las previsiones decían que tendríamos un bonito día por delante. Salimos rápido, ya que después de circular por carreteras y pistas anchas durante los primeros 8 kilómetros se encontraba una meta volante. Afortunadamente, tuve el privilegio de salir desde el primer cajón de salida, pero durante estos primeros kilómetros perdí muchas posiciones.

Inmediatamente después de pasar por la meta volante entrabamos a una calle estrecha y nos adentrábamos en el monte ascendiendo por una senda. En este punto, debido al embudo creado por el recorrido, se creo un tapón bastante grande y se rompió y estiró la carrera por completo. Tal como he comentado, me encontraba bastante mal posicionado en este punto, por lo que perdí de vista a los corredores que iban en cabeza.

Continué tirando para adelante aprovechando los sitios en los que podía adelantar. Por suerte, me encontraba con buenas sensaciones y pedaleaba a gusto, alcanzando corredores poco a poco. En algunos tramos nos encontramos con fuerte viento de cara, y en estos tramos nos agrupábamos en pequeños grupos de entre 2 y 4 corredores aproximadamente.

El recorrido estaba repleto de sendas, y en una gran parte de ellas transitábamos por paisajes realmente espectaculares como inusuales. Parecía que nos encontrabamos en algún desierto de los estados unidos, íbamos por el territorio conocido como la “Spanish Utah”.

En los descensos anduve bastante cauteloso. No eran descensos difíciles, pero el terreno estaba muy suelto, con el firme seco y pedregoso, por lo que un pequeño resbalón podía traducirse en un fuerte golpe. Había muchos tramos en los que se podía ir rápido, pero me pareció que lo más inteligente era jugar con sensatez.

Al final, me clasifiqué en 12º posición en la etapa. Contento.

El primer día de esta competición suele tener una particularidad, y es la de tener dos sectores, por lo que a la tarde los participantes tuvimos que enfrentarnos a una contrarreloj.

Era una contrarreloj de algo más de 3 kilómetros, llana y sin dificultades técnicas, de potencia.

Entre mis cualidades no se encuentra la de ser un corredor potente ni tampoco la de tener “chispa” para esfuerzos cortos e intensos, por lo que me lo tome como mero trámite. Viendo la distancia y la poca dificultad técnica de la contrarreloj consideré que tampoco se podía perder un tiempo excesivo, por lo que salí a cumplir con el trámite.

Terminé en 28º lugar, a 19 segundos del vencedor.

El domingo corrimos la última etapa. Una etapa rápida y corta de 47 kilómetros de recorrido, con la primera mitad hacia arriba, llegando a cerca de los 1.300 metros de altitud, y la segunda mitad hacia abajo casi por completo.

Salimos rápidos, como el día anterior, debido a que tras 7,5 kilómetros de pistas anchas y rápidas se encontraba una meta volante.

Justo al pasar por la meta volante el recorrido se ponía cuesta arriba y el grupo se estiró por completo al entrar al primer trozo de senda del día. Al terminar este trozo nos encontramos con el primer repecho serio del día. Me encontraba bastante atrás en el grupo y se abrió un pequeño hueco en él. Intenté cerrar el hueco cuando pude adelantar los corredores que tenía delante, pero no tuve fuerzas para llegar al grupo cabecero.

El recorrido continuaba cuesta arriba, por pistas anchas, encontrandonos algún corto tramo de descenso de vez en cuando. Cacé y descolgué a algunos corredores, y finalmente, formé un pequeño grupo con otros 3 o 4 ciclistas. Ibamos a un buen ritmo. En el kilómetro 18, justo después de terminar de ascender por una senda rota y pasar el punto de avituallamiento, volvimos a rodar por una pista ancha. Justo en ese momento alcanzamos otros 2 o 3 corredores. Aumenté ligeramente el ritmo e intenté tirar para adelante, pero todavía quedaban 6 kilómetros para coronar el puerto, y fui cayendo para atrás poco a poco, a pesar de que me mantenía cerca de mis competidores.

Al terminar el puerto realizamos un par de kilómetros llanos y tras ello, comenzamos el primer tramo de bajada por una bonita senda que atravesaba un bosque. La bajada me permitió pasar a un par de corredores. De todos modos, el tramo de bajada fue bastante corto, y en seguida nos topamos con un repecho de unos 3-4 minutos de ascensión. Durante la bajada recupere un poquito las fuerzas y pude adelantar a un corredor que previamente me había dejado atrás en la subida anterior. Al retomar la bajada tomamos un bonito sendero de terreno pedregoso. Alcancé otro corredor y circulé detrás suya, ya que no tenía espacio para adelantarle.

Al terminar con este tramo de bajada encaramos la última subida del día, unas subida bastante dura de unos 2 kilómetros. Apreté en la subida para poder adelantar al corredor que me precedía. Tras coronar la subida solo quedaba el último descenso por una pista ancha y sin dificultades técnicas, y finalmente, 8 kilómetros llanos. En este último tramo alcancé a un último corredor, y realicé los últimos kilómetros con él a rueda.

En este último tramo llano vi que estaba recortando la distancia con los dos corredores que rodaban por delante mía, y llegué con un poquito de pena a meta, ya que pienso que en uno o dos kilómetros más los podría haber alcanzado.

Terminé la etapa en 16º lugar.

Me clasifiqué en la 12ª posición en la clasificación general. Fue un resultado mejor de lo esperado, pero sobretodo, terminé contento al ver las distancias que me sacaron los corredores que tuve por delante, ya que estos fueron menos de los que esperaba, esto fue lo que más me animo. Este resultado me servirá como motivación para seguir trabajando, aunque tengo muy claro que todavía hay mucho trabajo por realizar.