Valdizarbextrem 2019

El pasado sábado, día 7 de septiembre, participé por tercera vez consecutiva en la Valdizarbextrem. La prueba se desarrolla sobre un recorrido de 80 kilómetros y 2900 metros de desnivel positivo plagado de numerosos senderos.

Dimos comienzo a la prueba a las 9 de la mañana con buen tiempo, pero con fuertes rachas de viento. El ritmo fue rápido desde los primeros compases de la prueba, de manera que tras los primeros kilómetros de la prueba se formó un grupo de seis corredores en cabeza de la misma. El ritmo impuesto por los corredores del SH Metalgraf Javier Sein y Ander Bengoa era vivo, pero Patxi Cia decidió tirar para adelante al poco de pasar por el kilómetro 20 de la prueba. En el grupo nadie intentó salir a su rueda, sabedores de la distancia que quedaba hasta meta.

Tras unos cuantos kilómetros, Joseba Albizu pasó a la cabeza del grupo e impuso un punto más de ritmo. Al poco de que Joseba se pusiese a tirar en cabeza nos dijeron que la diferencia que tenía Cia respecto a nuestro grupo era de casi 3 minutos, por lo que a todos nos quedó claro de que no podíamos bajar el fuerte ritmo que imponía Joseba.

Debido al exigente ritmo, el grupo se convirtió en un terceto formado por Erik Altuna, Joseba Albizu y yo.

Desafortunadamente, a unos 30 kilómetros de la línea de meta, pinché la rueda trasera. E agujero era muy pequeño, ya que no me di cuenta del pinchazo hasta que se desinfló la rueda, y tampoco lo percibí después. Además, al parar vi que se me había perdido la cámara de recambio que llevaba en la bicicleta, por lo que no tenía material para poder repara el pinchazo. Sin saber que hacer, empecé a inflar la rueda, y aunque perdió algo de presión, la rueda aguantaba en algo menos de 1 bar.

Con las opciones de disputar la victoria ya disueltas, proseguí con la carrera intentando llegar a meta lo más entero posible, al ritmo más rápido que podía, pero con un puntito más de calma. De esta manera, tras haber disfrutado del recorrido, pero con rabia de mi mala suerte, cruce la línea de meta en cuarto lugar.

El resultado no me satisfago, pero disfruté mucho del BTT y de las sendas del valle de Izarbe. Se trata de una prueba que me gusta mucho, y la organización realiza una labor intachable. Seguro que volveré.