Campeonato de Euskadi XCM Oyon

Tras más de un mes sin competir en bicicleta de montaña el pasado domingo, 1 de septiembre, tocaba volver a competir, y tocaba hacerlo en una carrera especial, el campeonato de Euskal Herria de BTT maratón (XCM). La carrera se celebró en Oyón sobre un recorrido de 60 kilómetros y casi 1800 metros de desnivel positivo.

Dimos comienzo a la prueba a las 09:00 de la mañana. Salimos a un ritmo bastante vivo, pero no excesivamente duro, más bien llevadero. Se formó un grupo de unas 15 unidades en cabeza de carrera. El recorrido picaba para arriba todo el rato, circulando por principalmente por pistas anchas, pero con tramos de sendero intercalados. Alrededor del kilómetro 18 de carrera se encontraba la primera subida importante del día. En él, el navarro Javier Sein, a la postre vencedor de la carrera, aumentó el ritmo. Cogió unos pocos metros de ventaja, y el ritmo impuesto detrás para intentar darle caza rompió el grupo, manteniéndose un pequeño grupo de unas 5 unidades cerca de él. Sein coronó el puerto en primer lugar, sacando unos 10 segundos al grupo que le perseguíamos, los cuales conseguimos entrar a su rueda durante la bajada.

Desde que se coronó la meta, el recorrido transcurría por sendas que atravesaban preciosos bosques. Este segundo tramo del recorrido era de un continuo sube y baja, circulando por senderos principalmente. En todo este tramo se mantuvo un ritmo bonito, pero no demasiado duro. Debido a ello, algunos corredores pudieron empalmar por detrás, llegando un grupo de unas 10-12 unidades en cabeza de carrera a la segunda y última subida importante del día.

Al irnos acercando al inicio del ascenso se iba notando que este era el punto decisivo de la carrera, ya que debido a la lucha por posicionarse bien dentro del grupo el ritmo iba aumentando poco a poco. En la subida, el azpeitiarra Joseba Albizu impuso un fuerte ritmo, cogiendo algunos metros de ventaja con Jesus Torres a su rueda. En torno a 5 segundos por detrás nos encontrábamos Javier Sein y yo, sufriendo, intentando cerrar el hueco. Muy cerca del final de la subida, logramos entrar a rueda de los de cabeza de carrera. Pero tran un pequeño tramo de descanso, el recorrido continuaba ascendiendo durante otro pequeño tramo. En este tramo me puse a tirar en cabeza del grupo, y coroné con unos 5 segundos de ventaja sobre mis más inmediatos perseguidores.

Como soy muy malo al sprint decidí tirar para adelante dando todo lo que tenía. Tras pasar algunos kilómetros y algún sendero que otro logré abrir un pequeño hueco sobre mis perseguidores. Serían unos 15 segundos, pero el recorrido picaba para abajo e iba dándolo todo. 

Pero a falta de unos 7-8 kilómetros, interpreté mal el cartel que había en un cruce y torcí a derecha, pero no por el camino que debía. Al llegar al próximo cruceño vi ningún cartel, ni tampoco la moto que habría la carrera, por lo que me di cuenta de que me había equivocado y me di la vuelta.

Continué pedaleando duro, con rabia. En seguida alcancé a un grupo de 4 corredores, a los cuales pasé tal y como venía, y continué pedaleando sin mirar atrás. Al poco rato me volví a quedar solo. Continué pedaleando de la misma manera hasta meta. De todos modos, aunque en el momento en el que me perdí tuviese un hueco sobre mis perseguidores, hubiese sido muy difícil llegar a meta en solitario, ya que el trío perseguidor era muy fuerte.

Al final me clasifiqué en cuarto lugar, tercero en categoría elite. Medalla de chocolate, realmente amarga. Tenía una pena tremenda por haberme equivocado en aquel cruce, per son cosas que pasan, fue mi error. No creo que nunca olvide esta carrera, pero es mejor no darle más vueltas, y espero que me sirva para andar con más cuidado en el futuro

El recorrido de la marcha fue muy bonito, y quisiera mencionar también que la organización fue muy buena. No quisiese terminar sin felicitar a Javier Sein y Jesus Torres. Ambos están realizando una temporada excepcional y se merecen haber ganado el campeonato de Euskal Herria. ¡Felicidades a los dos!