Copa Caja Rural – Arazuri

Con las consecuencias de la carrera de Lazkao todavía muy presentes en el cuerpo, me encontraba en la salida de la carrera de Arazuri el domingo día 27, listo para disputar la última prueba de la copa Caja rural.

El circuito era muy fácil debido a que por consecuencia de las copiosas lluvias de los últimos días, los organizadores se vieron obligados a modificar el circuito original porque estaba impracticable. El nuevo circuito era más simple, llano, rápido, todo por pista, con una pequeña subida de alrededor de un kilómetro como única dificultad.

Me situé muy atrás en la parrilla de salida, y además, en la primera curva, el corredor que me precedía se cayó al suelo de manera que tuve que frenar por completo para evitar la caída. De todos modos, los favoritos para la victoria se estaban vigilando mutuamente, y aunque el ritmo era vivo, no se estaban esforzando al máximo, por lo que pude llegar a las posiciones cabeceras cuando habíamos recorrido las tres cuartas partes de la primera vuelta.

El resto de vueltas de la carrera, fueron todos iguales para mí. Rodar en grupo en la primera parte de la vuelta, a ritmo llevadero, subir el repecho lo más rápido que podía para perder el menor tiempo posible respecto a los hombres más fuertes de la carrera, y en la bajada y el tramo llano hasta meta apretar al máximo para volver a entrar en cabeza de carrera. Parecía un entrenamiento de “series”. Un tramo al 100% y tramo de recuperación posterior para volver a repetir el mismo esfuerzo. Así una vez tras otra.

En la primera parte de la carrera hubo alguna escapada, pero el grupo principal controló estos movimientos. De todos modos, los candidatos a la victoria se iban controlando en todo momento el uno al otro, y aprovechándose de esta circunstancia, Jon Munitxa atacó a falta de 3 o 4 vueltas abriendo hueco y ayudado por el marcaje del resto de corredores, consiguió hacer hueco y llegar hasta meta.

Por mi parte, mi carrera siguió el guion previamente descrito, con una única excepción, que tras la última subida no nos volvimos a reagrupar, como es normal. Terminé la carrera en 8º lugar. Me quedé contento con el resultado, pero no fue precisamente la carrera de BTT en la que más he disfrutado.